La consellera de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural se compromete con el alcalde de El Prat a multiplicar por dos los espacios naturales protegidos del delta del Llobregat

La Generalitat propone pasar de 935 a 2.372 hectáreas protegidas, ante la exigencia de la Unión Europea de proteger más y mejor el Delta del Llobregat y la demanda reiterada del Ayuntamiento de El Prat de atender esta reclamación.



jueves, 16 junio, 2022 – 13:00

La Generalitat multiplicará por más de dos los espacios naturales protegidos como zonas ZEPA en el delta del Llobregat. De las actuales 935 hectáreas protegidas, se pasará a más de 2.372. Así lo han explicado este jueves la consellera de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural, Teresa Jordà, y el alcalde de El Prat de Llobregat, Lluís Mijoler, después de mantener una reunión de trabajo en esta localidad. Esta ampliación de los espacios naturales protegidos irá de la mano de una batería de medidas para promover e impulsar la agricultura de proximidad y sostenible que desarrollan las personas que trabajan en la agricultura en el Parc Agrari del Baix Llobregat. Así lo han explicado Mijoler y Jordà después de una sesión de trabajo en la que se han comprometido a seguir desarrollando una agenda por el delta del Llobregat, para proteger mejor estos espacios naturales y agrícolas únicos en Europa.

Estos espacios son la mayor infraestructura verde y la zona con mayor biodiversidad del área metropolitana. Están integrados por diferentes ámbitos: las zonas naturales protegidas (935 ha), los últimos tramos del río Llobregat, el litoral (500 ha), la plataforma marina (31.000 ha) y el Parque Agrario del Baix Llobregat (3.348 ha).

La consejera Jordà ha destacado: «con esta propuesta transformadora y disruptiva apostamos por defender la soberanía alimentaria y ambiental por encima de la especulación urbanística». «Por primera vez en muchos años proponemos a todos los actores trabajar por un futuro a largo plazo por el Delta, para preservar sus valores ambientales y vinculados a su gestión agrícola, rehuyendo de la amenaza persistente de mayor especulación urbanística que lo condene definitivamente «, añadió. El alcalde Mijoler, por su parte, ha saludado el compromiso de la Generalitat para preservar «un patrimonio natural y agrícola de país, único en Europa, y estratégico en plena emergencia climática». «En el Delta vemos ahora y aquí cómo el cambio climático tiene consecuencias y en el Delta nos jugamos qué modelo queremos para El Prat, para el área metropolitana y para el país», ha añadido. «Este paso de hoy es importantísimo, histórico, y nos compromete a seguir abriendo camino a la agenda por el Delta», ha concluido.

Ampliar las zonas protegidas en el Delta del Llobregat era efectivamente una de las exigencias de la Comisión Europea, que en una carta de advertencia emitida en febrero de 2021 puso de relieve que las compensaciones ambientales realizadas después de las últimas ampliaciones del puerto y aeropuerto han resultado insuficientes y exigía proteger más y mejor al Delta del Llobregat bajo la amenaza de sanciones.

En el sentido de proteger más el delta del Llobregat, la ampliación de ZEPA propuesta por la conselleria de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural, en línea con lo que hace tiempo viene pidiendo el Ayuntamiento de El Prat, protege entornos del municipio como toda la zona de la Ribera, en el norte del núcleo, y la zona que queda al sur hasta la playa, a partir del Eixample Sud; así como el corredor litoral que conecta la Ricarda con el Remolar a través de la playa de El Prat e incluyendo, además, del pinar de Can Camins, ya protegido, el antiguo campo de golf, y las instalaciones del Ministerio de Defensa. Asimismo, la ampliación pasa por el cauce del río Llobregat desde la Vall Baixa hasta la desembocadura; espacios entre los lagos del Remolar y la Murtra; el entorno de la Riera dels Canyars; y diversas zonas del entorno de las Balsas de Can Dimoni.

Una vez aprobada esta ampliación, arrancará la redacción del plan de gestión de los espacios, una herramienta clave para su manejo, que el Ayuntamiento de El Prat reclama desde hace décadas y que el alcalde Mijoler ha vuelto a reclamar en la sesión de trabajo.

Preservar y potenciar la actividad agraria

Este plan de gestión preverá medidas para hacer compatible la protección ambiental con la actividad del Parc Agrari del Baix Llobregat. En este sentido, el plan incorporará una política de acompañamiento a los agricultores para potenciar su actividad productiva y facilitarles avanzar hacia una agricultura sostenible y de valor añadido. Asimismo, se prevé una revisión del plan especial del Parc Agrari para facilitar la instalación de invernaderos. El objetivo final es que el delta del Llobregat sea un referente a la hora de encontrar un equilibrio sostenible entre una producción agroalimentaria de proximidad y la preservación del medio natural.

Mejorar la calidad del agua de estanques y canales

En cuanto a mejor proteger los espacios, es clave mejorar la calidad de las aguas de los estanques y canales de los espacios naturales, lo que potenciaría la biodiversidad que los habita. En este sentido, el alcalde Mijoler y la consellera Jordà se han comprometido también a crear una comisión que permita antes de octubre articular una propuesta que supervise la ejecución de las inversiones previstas por la ACA para mejorar esta calidad de agua y el drenaje de la llanura deltaica. En este sentido, en el período 2022-2025, la Agencia Catalana del Agua (ACA) prevé movilizar 9,34 millones en prevención de inundaciones y mejora de la red de drenaje y 2,7 ​​millones en mejora de zonas húmedas y cursos fluviales. Por otro lado, el departamento invertirá 35 millones hasta el 2026 en mejoras en regadío.

Primeros pasos de la agenda por el Delta para convertirlo en un referente internacional de innovación y sostenibilidad

Estos son los primeros pasos de una agenda por el Delta más amplia que el Ayuntamiento de El Prat puso sobre la mesa a propósito de la carta de emplazamiento de la UE y que el alcalde Mijoler y la consejera Jordà han abordado hoy conjuntamente.

Para seguirla formulando y abordando, han acordado preparar unas jornadas conjuntas de cara al próximo otoño que reunirán a expertos y responsables políticos para reflexionar cómo reforzar el modelo de equilibrio territorial en la llanura del Delta, donde conviven infraestructuras, espacios urbanos e industriales , y espacios agrícolas y naturales de primer orden, para convertirlo en un modelo a escala europea e internacional de innovación e integración sostenible de estos distintos espacios.

Preservar el litoral deltaico frente a la regresión

Asimismo, el alcalde Mijoler ha trasladado la necesidad de que la Generalitat ejecute la aportación de 240.000 m3 de arena que debe hacer la empresa pública Aigües Ter-Llobregat para recuperar el buen estado de las playas protegidas de La Ricarda y las situadas delante del Mirador del Semáforo y el Cuartel de Carabineros del Prat. Esta aportación está recogida en la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de la desaladora de El Prat, que depende de ATL, pero todavía no se ha realizado. Además de esta aportación y la que anualmente debe hacer el Port, el alcalde de El Prat ha recordado que son necesarias medidas estructurales para frenar la regresión de la litoral deltaico y hacer frente a los efectos de los últimos temporales y del cambio climático. En este sentido, el alcalde Mijoler y la consellera Jordà han coincidido en la importancia de que el Estado desarrolle los estudios necesarios para encontrar y ejecutar estas medidas.

Impulsar una auditoría ambiental

Por otro lado, el Ayuntamiento y la Generalitat han compartido hoy que es necesario impulsar una auditoría ambiental, que permita conocer con exactitud cuál es la situación actual del delta del Llobregat. Para contribuir a este análisis, el Ayuntamiento de El Prat ya presentó en octubre de 2021 el documento “Síntesis de los dictámenes encargados por el Ayuntamiento de El Prat sobre la posible ampliación del aeropuerto de Barcelona-El Prat”, que resume los diferentes informes encargados por el consistorio en esta materia.

Reforzar la gobernanza del espacio y aumentar recursos

Por último, también se ha tratado del reto de avanzar hacia un modelo de gestión conjunta de los diferentes espacios que conforman la infraestructura verde, los espacios naturales y agrícolas, el río y el litoral,  que cuente con una mayor dotación presupuestaria para hacerlo lo.