El grupo “El arte de cuidar” descubre la historia de las mujeres de la Barcelona rebelde



miércoles, 22 junio, 2022 – 12:30

El pasado mes de febrero se creó «El arte de cuidar». Un grupo de mujeres que surgió de un espacio formativo a cargo del Área de Acción Social y Comunitaria y de la Escuela de Artes Visuales, que reclamaba la continuidad de un espacio de bienestar, de encuentro, de relación y de conocimiento del entorno.

Desde el mes de marzo, este grupo de mujeres ha diseñado diferentes actividades enmarcadas en el “Recetario de Autocuidado”, un proyecto que las mujeres han elaborado y que forma parte de una maleta pedagógica.

Para la sesión de cierre, el grupo quiso organizar una experiencia cargada de historia y memoria, dirigida a conocer el entorno. Las mujeres manifestaban la motivación para conocer la historia y por eso organizaron una visita guiada por Barcelona.

La Barcelona rebelde

Barcelona es una de las ciudades más visitadas del mundo. Sin embargo, muchas de las personas que viven en el área metropolitana no encuentran tiempo para poder recorrer con tranquilidad sus calles y tampoco para descubrir la historia que se esconde detrás de los adoquines, las baldosas y el asfalto de la ciudad .

El grupo de “El arte de cuidar” gozó de un itinerario llamado “Las mujeres de la Barcelona rebelde”. Una salida que empezó en la plaza de Colon y que recorrió la historia social de la Barcelona del siglo XX, desde un punto de vista que no suele salir a los libros de historia, el de las mujeres.

En el encuentro, se habló de las mujeres que en 1909 iniciaron la revuelta de la Semana Trágica en el puerto de la ciudad para tratar de evitar que sus hombres e hijos fueran a la guerra de Marruecos. Bajo el lema “Abajo la guerra”, algunas mujeres marroquíes participantes pudieron conectar la historia de sus bisabuelas del “Tánger español” con la de la Barcelona del siglo pasado.

También se recordaron distintos episodios de las luchas sociales: como la huelga de mujeres de 1918 contra el aumento de los precios o la huelga de alquileres de 1931, por los problemas recurrentes de vivienda. Experiencias de organización popular muy enriquecedoras que tuvieron a las mujeres en primera línea y que hicieron pensar al grupo participante sobre la evolución de empoderamiento de las mujeres hasta la fecha.

La conquista de derechos sociales como el sufragio universal, el aborto durante la Segunda República y la guerra civil, la participación femenina en la lucha contra el golpe de estado y la represión franquista, fueron temas recurrentes que se trataron durante todo el recorrido.

Por otra parte, también se recordaron dos hitos fundacionales de movimientos que todavía hoy están muy vivos. Por un lado, el movimiento por los derechos de las personas LGTBI en las Ramblas, donde se vivió la primera manifestación por la Liberación en 1977. Y el movimiento feminista, entre los muros del edificio histórico de la Universidad de Barcelona, ​​donde en 1976 se celebró las primeras Jornadas Catalanas de la Mujer.

La vuelta a El Prat fue una tertulia viva entre todas las participantes sobre lo aprendido, las relaciones con el presente, con historias de vida propias o de sus madres, abuelas o hijas… Un auténtico impulso de empoderamiento, por poder seguir aprendiendo el arte de cuidarse y cuidarse.