El Ayuntamiento de El Prat desarrolla actuaciones para prevenir, detectar y controlar las plagas de mosquitos, ratas y otras especies

La sección de Salud Pública del Ayuntamiento desarrolla programas de vigilancia y de control con esta finalidad y colabora con el personal de mantenimiento y servicios urbanos, cuando es necesario realizar intervenciones en el espacio público para hacer frente a las plagas. La colaboración ciudadana es fundamental para su prevención y detección.



miércoles, 20 julio, 2022 – 12:30

El Ayuntamiento de El Prat desarrolla de forma continuada durante el año programas de vigilancia y de control de plagas, así como intervenciones para hacerle frente cuando las medidas preventivas no son suficientes para evitarlas. Por un lado, la Sección de Salud Pública y Consumo del Ayuntamiento de El Prat se ocupa de la vigilancia, control y prevención de plagas de mosquitos, roedores o cucarachas o de niveles superiores a los habituales de animales peridomésticos -los que comparten la vía pública con las personas-, como palomas o cotorras.

Los programas de vigilancia y control de plagas priorizan especialmente la vertiente preventiva, implementando medidas de control integral (biológico, físico, mecánico, de ordenación y salubridad). Por ejemplo, se pueden proteger las grietas de las fachadas o evitar la acumulación del agua, que puede convertirse en un punto de cría de mosquitos. Las actuaciones preventivas se realizan tanto en espacios y equipamientos públicos como en el alcantarillado.

Por otra parte, cuando las medidas preventivas no son suficientes para evitar una plaga, los servicios de Salud Pública activan a la empresa especializada en su control, contratada por el Ayuntamiento, que se ocupa de realizar una inspección de la zona afectada. De acuerdo con esta inspección, se planifican las actuaciones necesarias para combatir la plaga en cada caso teniendo en cuenta varios factores: la especie animal objeto de la intervención, el lugar en el que se encuentra, su distribución en el espacio (más concentrada , más dispersa…) y cuáles son los usos sociales y urbanos de la zona urbana en la que se ha detectado su presencia (por ejemplo, si es una zona más o menos transitada por la ciudadanía).

En varios casos, la plaga se podrá resolver sin aplicar plaguicidas, por ejemplo protegiendo algún agujero o con la retirada física de una colmena (en el caso de una plaga de avispas). En caso de que fuera necesario aplicar biocidas, se realizaría de forma selectiva y utilizando los productos más específicos y adecuados a las necesidades detectadas en cada caso y que representaran el menor riesgo posible para las personas y el medio ambiente. Esto representa una mejora respecto a los métodos que se habían empleado tradicionalmente anteriores, basados ​​en el uso de productos químicos, plaguicidas o desinfectantes, que podían comportar riesgos para la salud de las personas si no se empleaban adecuadamente o haciendo un uso racional.

Actuaciones para retirar restos de alimentos de la vía pública

Por otra parte, la sección de mantenimiento y servicios urbanos del Ayuntamiento trabaja en la retirada de residuos de alimentos en el espacio público -que pueden propiciar la proliferación de roedores-, especialmente las que se encuentran en el entorno de las islas de contenedores de la ciudad. Hasta 6 equipos recorren a diario las 250 islas de contenedores de la ciudad (2 por cada turno de mañana, tarde y noche) y retiran también la materia orgánica que encuentran en el suelo fruto de actos incívicos. Por otra parte, a diario se retiran comederos de animales de todas las calles de la ciudad, excepto aquellas que cuenten con la autorización pertinente.

¿Cómo evitar plagas de mosquitos o de otras especias en los espacios públicos?

Para evitar la proliferación de mosquitos o de otras especies animales ya sea en la calle o en equipamientos municipales, es necesario tener en cuenta los siguientes consejos:

No deje restos de comida en la calle o en los parques.

Utilice correctamente las papeleras y los contenedores, así como el sistema de gestión de residuos.

No genere restos alimentando a otras especies, como palomas, cotorras o gatos (fuera de las colonias permanentes y controladas).

Recoja las deposiciones de su perro y limpie la zona donde haya orinado con agua.

Conviene retirar, vaciar o poner boca abajo todos los recipientes que estén en el exterior y donde se pueda acumular agua para evitar la proliferación de mosquitos.

¿A quién se puede avisar al detectar una plaga en la vía pública?

Aunque las medidas preventivas ayuden a minimizar las plagas, el riesgo de que aparezcan no desaparece del todo. El medio urbano es un ecosistema que no presenta la estabilidad biológica necesaria para poder autorregularse. Además, en el contexto del cambio climático y del calentamiento global, las plagas son un problema común y compartido por núcleos urbanos de todo el mundo.

También hay que tener en cuenta que, cuando se realizan obras que afectan directa o indirectamente al alcantarillado, se altera el hábitat de cucarachas y roedores, de modo que estas especies tienden más a salir al exterior y son más visibles.

En ese sentido, más allá de la acción de los servicios municipales, es fundamental la colaboración de la ciudadanía. Si se detecta la presencia de plagas, es importante que se haga llegar esta información lo antes posible a la Sección de Salud Pública y Consumo del Ayuntamiento de El Prat, con los máximos detalles posibles. Para ello, se puede llamar al teléfono 933790050 o enviar un correo a salud@elprat.cat. También es posible notificarlo haciendo uso de la aplicación Un Prat Millor .

Y en espacios privados, ¿cómo prevenir las plagas?

Cuando las plagas surgen en propiedades privadas (solares, locales, viviendas, comunidades, etc…), la normativa vigente indica que el titular del inmueble es quien debe tomar las medidas para controlar la plaga. Para afrontar una situación de este tipo, se pueden seguir varias recomendaciones, que encontrará en la página de Control de Plagas urbanas de la web municipal.